MINISTERIO DE
GOBIERNO, JUSTICIA Y SEGURIDAD
GOBIERNO DEL PUEBLO DE LA PROVINCIA DEL CHACO
 
martes, 14 de agosto de 2018
 
 
 
 
Inicio | Consultar Mapa del Sitio |    
   
LA MINISTRA CÁCERES RECORRIÓ EL CENTRO DE VIDEO VIGILANCIA Y SEGURIDAD ELECTRÓNICA DE BARRANQUERAS JUNTO A FISCALES DE INVESTIGACIÓN PENAL
 La ministra de Gobierno, María Lidia Cáceres, junto al Procurador General adjunto, Miguel Fonteina y fiscales de investigación penal, recorrió las instalaciones del Centro de Video Vigilancia y Seguridad Electrónica (CE.V.VI.SE) que la empresa Sharplook posee en Barranqueras, con el objetivo de mostrar a los representantes de la Primera Circunscripción el funcionamiento del lugar.
 En la tarde del jueves visitaron las instalaciones ubicadas en el complejo industrial de la ex Ucal, inauguradas en mayo del año pasado y que cumple un rol trascendental en la lucha contra la inseguridad. “Hay un antes y un después a partir de este Centro de Video Vigilancia. Fue un salto cualitativo y cuantitativo en lo que tiene que ver en la investigación, que es lo que vienen a relevar justamente los distintos fiscales de investigación penal de la Primera Circunscripción”, precisó la ministra durante la recorrida. Es que las imágenes que allí se captan tienen que ver con material probatorio que se pueden recabar de este Centro como datos relevantes para cualquier expediente donde se investigue algún tipo de delitos, contravención o siniestros viales. Así, destacó la presencia en el lugar de los fiscales para conocer in situ el funcionamiento del Centro. “Estas imágenes se pueden tomar como material probatorio en instancia judicial, ya que en definitiva suple a cualquier otro testimonio porque se tiene el hecho real grabado y patentizado. No se trata de una cámara privada, sino de todo un sistema que tiene que ver con la seguridad pública de la provincia que tiene el respaldo del gobierno y de la Policía del Chaco. Para los fiscales es un apoyo necesario para poder conjurar los delitos y tener los responsables efectivamente captados a través de una cámara de video vigilancia”, concluyó Cáceres. De la recorrida también participaron el secretario de Seguridad, Marcelo Churín; el subsecretario de Seguridad, Mauro Flores; el procurador general adjunto, Miguel Fonteina; el jefe de la Policía del Chaco, comisario general Gustavo Damián Peña; el gerente general de la empresa Sharplook, Javier Nadelman y fiscales de investigación penal de la Primera Circunscripción, entre otros. “Gran interés de los fiscales” A su turno, Fonteina observó a este Centro de Video Vigilancia “con gran interés”, al igual que todos los fiscales de la Primera Circunscripción: “Pudimos observar el alto nivel tecnológico del trabajo que se hace aquí, incorporando conocimientos y aunando criterios para la incorporación de todos estos elementos a la investigación penal preparatoria”, detalló. En esta línea, aseguró que “ver hoy trabajar a todos los fiscales con las autoridades provinciales, con todos los actores presentes que tenemos que tener responsabilidad en el tema seguridad, es un buen augurio que estamos trabajando ante una situación que no descansa”. “Pero todas las armas que están a nuestro alcance van a ser utilizadas para doblegar la inseguridad”, finalizó el procurador general adjunto. 600 cámaras Finalmente, Javier Nadelman, gerente general de Sharplook, comentó que actualmente están videovigilando 600 cámaras, las cuales se dividen en sector público y privado. La empresa presta servicios en Resistencia, Sáenz Peña (con 50 cámaras en total), Puerto Tirol y próximamente en Fontana, para llegar a otros puntos de la provincia. Además, en los pazos interprovinciales de Basail, Gato Colorado, Gancedo, Puente Chaco – Corrientes. Esta empresa, inaugurada en mayo pasado, es privada y tiene la particularidad de tener como cliente al Servicio 911 de videovigilancia urbana; cuenta con 124 cámaras fijas, que se van a ampliar a 190 cámaras más para llegar a 320 en total. En el lugar trabajan 60 personas. El establecimiento se realizó con una inversión de 6,2 millones de pesos y está ubicado en el complejo industrial de la ex Ucal en Barranqueras. Ocupa una superficie de 2.500 metros cuadrados en terrenos de 11.000 metros cuadrados, desde donde brinda servicios de seguridad y prevención a otras firmas, viviendas particulares y video vigilancia a edificios públicos y a la comunidad en general. Tiene un videowall de 954 pulgadas (25 metros por 4) similar a la de la estación de video vigilancia de San Pablo en Brasil y son las más grande de Sudamérica. Trabajan 70 personas, las 24 horas, los 365 días del año, quienes monito